El capón de San Isidoro

0

Lo del 12 de octubre es de ópera bufa, de sainete, de bodevil; se me agota el repertorio de epítetos. ¿Despreciar la conmemoración de una fecha que la historiografía señala como el fin de la Edad Media y el comienzo de la Edad Moderna junto con la caída de Constantinopla a manos de los Otomanos? ¿Genocidios, violaciones, expolios? ¿Acaso el mundo se construyó a golpe de abrazos y arrumacos? España ensanchó su horizonte -y de paso el de Europa Occidental- como sabían los hombres del siglo XV. El hombre del siglo XX, ejemplo del cual el soviético, impuso su internacionalismo a plomo y purga sangrienta: Con razón Pablo Iglesias no tiene patria… Llamar ‘fascistas’ a los Reyes Católicos es tan absurdo como acusar de ‘terrorismo machista’ o ‘maltrato animal’ -¡y encima dejaron prueba gráfica de su delito!- a los magdalanienses que decoraron las cuevas de Altamira.

Desear una España sin conmemoraciones nacionales ni lealtades simbólicas es no haber entendido un carajo del proceso histórico que dio como fruto el concepto de ‘nación’ que se desgajó del pacto trono-altar y del estado absolutista gracias a la acción de la Revolución Francesa de 1789, guillotina mediante… ¿Moderno extirpar toda esa simbología y liturgia que nos homologa a las potencias europeas occidentales? ¡Un cojón de mico! Es querer normalizar lo anormal, como el hiyab: Puro ‘panfilismo’ que decía el filósofo…

Estulto y pobre de espíritu aquél que hace seguidismo de la ‘Leyenda Negra’ de Bartolomé de las Casas, Américo Castro y los historiadores británicos y deja libre de pecado por omisión negligente, no ya a éstos últimos, a los franceses o a los italianos, sino también a los holandeses -sí, los del ‘porrito’ y prostituta en el escaparate-, un pueblo el neerlandés que dominó a otros con un sadismo inimaginable.

Por cierto, éstos ‘tontainas’ que ahora abren los ayuntamientos en señal de protesta, ¿serán descendientes de aquellos industriales catalanes ‘tocacojones’ que presionaban al gobierno español para que mantuviera ‘manu militari’ nuestras últimas colonias de ultramar (Cuba, Puerto Rico, etc.) con el envío de miles de pobres diablos vestidos con el uniforme reglamentario a rayas verticales, gorro de paja y mauser al hombro?

Señores, gritar ¡Viva España! es gritar ¡Viva la Normalidad!

Sin San Isidoro de Sevilla levantara la cabeza, un capón nos daba a todos…

Comments

comments

Comparte.