Los murcianos Hermanos Fernández cautivan al público con una mascletà “intensa” con un final apoteósico

0

Los murcianos Hermanos Fernández han cautivado este viernes a los miles de valencianos que han acudido a la Plaza del Ayuntamiento de Valencia para disfrutar de la décima ‘mascletà’ de este 2017, que ha ido subiendo de intensidad progresivamente y ha acabado con un terremoto apoteósico que ha despertado los aplausos de los asistentes.

El disparo, que ha contado con una carga de 105 kilos de material reglamentado, ha arrancado con una entrada digital utilizando todo el perímetro de la plaza y con distintos efectos sonoros y colores sincronizando suelo y aire. “Hemos corrido por los perímetros largos de la plaza haciendo distintos efectos digitales”, ha indicado uno de los propietarios, Leopoldo Fernández, quien ha destacado el juego de colores y material aéreo utilizado como torbellinos, serpentinas y sirenas.

Ha explicado que el cuerpo de la mascletà estaba dividido en seis fases terrestres acompañadas en todo momento con fuegos aéreos sonoros que han ido “in crecendo” hasta llegar a un terremoto terrestre que ha comenzado de manera suave “para ir subiendo su intensidad con un final apoteósico”. “Eso ha dado el paso a un bombardeo con el que hemos jugado en todos los perímetros para que se escuchara por toda la plaza”, ha señalado.

La empresa de pirotecnia Hermanos Ferrández, fue fundada por los hijos de Antonio Ferrández Felices, y actualmente los propietarios son Antonio, Leopoldo, Encarnación y Josefina Ferrández Peñalver. Se encuentra situada en la localidad murciana de Beniel, si bien como curiosidad los trabajadores cruzan a la Comunitat para aparcar sus vehículos, que es el terreno que ocupa el lugar de estacionamiento.

Entre sus éxitos de 2016 destacan el Primer Premio de la Mascletà Hogueras de San Juan, el Primer Premio del Público de la Mascletà de la Magdalena de Castellón y el Primer Premio de Castillo de Fuegos de la Costa Brava Blanes.

Foto: Turismo Valencia.

Comments

comments

Comparte.