Defenem Valéncia denuncia irregularidades en la concentración que celebraron el pasado fin de semana

0

Defenem Valéncia denuncia irregularidades en la concentración que celebraron el pasado domingo en la Plaza de la Virgen de Valencia en protesta a las pintadas a la Virgen de los Desamparados, que aparecieron hace un mes en la fachada de la Basílica.

La Plataforma Defenem Valéncia mediante el siguiente comunicado ha expresado lo siguiente:

Hace ya un mes este grupo solicitó a Delegación de Gobierno, Dep. de Derechos Ciudadanos, el permiso para una concentración en la Plaza de la Virgen de Valencia, en honor a nuestra senyera y desagravio a nostra Cheperudeta. El pasado jueves 30 de Marzo, nos llega la comunicación de delegación concediéndonos el permiso, pero con una pequeña condición, para usar megafonía teníamos que contar con un permiso municipal. Ante la falta material de tiempo para solicitar este permiso, nos ponemos al habla con delegación, pues es la primera vez que nos han solicitado esto, consultada la fuente nos asegura que este permiso se limita a aquellos aparatos que superen los 60 decibelios permitidos por la ley y al comunicarles que nosotros portamos únicamente un megáfono portátil nos aseguran que no creen que nos pongan ningún problema.

El domingo dia 2 de Abril a las 11h. como está previsto, nos personamos en la plaza y se nos acerca la policía local para solicitar el pertinente permiso, el cual le mostramos, al ver nuestro megáfono, el agente nos indica que no vamos a poder utilizarlo, la sorpresa es mayúscula, pues argumentamos la conversación mantenida con Delegacion, a lo que el responde que Delegacion no tiene competencia en cuestiones municipales. Aún así intentamos argumentar la escasa potencia del aparato, y que es simplemente el apoyo para poder cantar nuestro himno y el de la coronación de la Virgen.

Ante nuestra reiterada insistencia el agente nos propone que consultemos directamente con su superior, cosa que por supuesto exigimos. Al personarse el superior no hace más que ratificar lo anteriormente expuesto por el agente y se escuda en la normativa municipal de que es Zona Acusticamente Saturada, que es la ley y nos comunica que si nos empeñamos en utilizar la megafonía nos arriesgamos a que se nos requise el aparato y una multa de 1.500,00€. Desde luego, ante este panorama y con gran disgusto decidimos respetar la normativa municipal y no arriesgarnos a utilizar la música, lo cual se traduce en un acto mucho mas deslucido, pues el publico no escuchaba nada, y por supuesto mucho más corto de lo que estaba previsto.

Hasta aquí todo normal, cuando se nos queda la cara de tontos, es al terminar nuestro acto y todavía dentro del tiempo concedido por delegación, ya que de pronto aparece un señor en plena Plaza de la Virgen, con un carrito de la compra en el cual lleva acoplado un amplificador 10 veces más potente que el nuestro, sin ningún problema este señor se para en mitad de la plaza conecta su amplificador y comienza a tocar el violin y a pedir limosna. Ante aquella contradicción empezamos a buscar a la policía local para que nos de una explicación, y ¡¡¡Oh sorpresa!!!!, la policía local no aparece por ningún lado, habían desaparecido, así que este señor podía  continua ejerciendo su actividad sin que nadie le molestera ni le dijera una sola palabra.

Así es como funciona el sliencio dictatorial de este traidor y vendido ayuntamiento de caciques, los valencianos no tenemos derecho a manifestar nuestro sentimiento, a los valencianos se nos aplica su ley, a los valencianos se nos niegan nuestros derechos, pero eso si solo a los valencianos, el resto de personas habitantes de nuestra ciudad, no tienen ni leyes ni normas ni sanciones, son libres de gritar, de pedir limosna, de llenar las calles de basura y amplificadores de música toda la madrugada (cualquiera que haya paseado por valencia estas fallas habrá podido comprobarlo), pero si los valencianos intentamos ejercer nuestro derecho constitucional de libertad de expresión, la respuesta del catalán que nos gobierna es represión, silencio y amenazas. Y mientras tanto el gobierno central mira hacia otro lado y siguen de la mano de los independentistas catalanes. ¿A qué esperamos los valencianos para decir basta ya? A 300 nos pueden callar y secuestrar, a 30000 no, ¿entonces dónde estáis?

Comments

comments

Comparte.