Moragues destaca la “excelente preparación” contra el fuego de la Unidad Militar de Emergencias en un simulacro

0

El delegado de Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha asistido este jueves en Morella (Castellón) a las maniobras de la Unidad Militar de Emergencias (UME) con el objetivo de prepararse para la próxima campaña de lucha contra incendios forestales, donde ha destacado la “excelente preparación” de la misma.

Este jueves se ha celebrado un simulacro de incendio forestal que recrea un incendio de situación 2 –es necesaria la intervención de medios del Estado– y con múltiples escenarios, lo que dificulta aún más su extinción.

Para dar respuesta a esta simulación de incendio, se han movilizado cuatro helicópteros, un hidroavión, 220 vehículos y 600 efectivos entre militares y operativos del Consorcio de Bomberos, Emergencias de la Generalitat, Guardia Civil, Cruz Roja, personal sanitario y policías locales.

La Unidad Militar de Emergencias trabaja durante todo el año a diario para prepararse de cara a intervenir en aquellas situaciones de riesgo por inundaciones, catástrofes, rescates e incendios forestales. Paralelamente, realizan varios simulacros donde se recrean situaciones reales para evaluar la respuesta y mejorar en sus intervenciones.

El delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, ha destacado “la excelente preparación de la Unidad Militar de Emergencias, son ellos una verdadera línea de defensa contra el fuego” que se han convertido ya en un “referente a nivel internacional para la lucha contra catástrofes naturales, incendios e inundaciones”.

DISMINUYE EL IMPACTO

“Gracias a ellos y a todas las administraciones que trabajan en dar respuesta a las emergencias podemos decir que se resuelven en el menor tiempo posible y disminuye el impacto de situaciones de riesgo para las personas”, ha añadido.

Por ello, el delegado del Gobierno ha querido agradecer “la entrega y el trabajo de los integrantes de la Unidad Militar de Emergencias que cada verano se convierten, junto a Bomberos y el personal de emergencias, en la mejora garantía para los ciudadanos ante el riesgo de incendio”.

El delegado ha señalado que “la UME cuenta, en toda España, con 3.465 militares cualificados constituyendo no sólo una unidad que lucha contra incendios forestales, inundaciones, nevadas o seísmos, entre otras cosas, sino un claro ejemplo del buen hacer, de la profesionalidad y de la experiencia de la milicia española, actuando como un bálsamo e infundiendo tranquilidad ante cualquier situación sobrevenida”, y ha recordado que “desde su creación ha participado en de las 376 intervenciones de emergencia”.

El ejercicio realizado este juees cierra las maniobras que está realizando esta semana la Unidad de Emergencias en las proximidades de las poblaciones de Morella, Forcall y Ares del Maestrat, para dar respuesta a situaciones de emergencia como consecuencia de incendios forestales.

En las maniobras participan el tercer batallón de la Unidad Militar de Emergencias (BIEM III), con sede en Bétera y que tiene como zonas de responsabilidad de primera intervención a la Comunitat Valenciana, Murcia y las Islas Baleares. El Batallón ha desplegado en la zona un contingente de 334 militares y 127 vehículos.

APOYO AÉREO

El apoyo aéreo lo ha proporcionado el personal y medios del Batallón de Helicópteros de Emergencias (BHELEME II) perteneciente a las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra, con sede en Betera, y un hidroavión del 43 Grupo de las Fuerzas Aéreas del Ejército del Aire.

Han participado en el ejercicio la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, Subdelegación de Gobierno en Castellón, las consellerías de Agricultura y de Sanidad, la Diputación de Castellón -Consorcio de Bomberos de Castellón-, Cruz Roja de Castellón, la Comandancia de la Guardia Civil de Castellón y Policía Local de Morella y han colaborado las Empresas Trgasa, Maestrazgo Distribución Eléctrica y Energías Renovables Mediterráneas (Remomar).

Entre los objetivos del simulacro, evaluar la capacidad de respuesta conjunta ante una catástrofe con múltiples escenarios y consolidar el grado de adiestramiento de todos los organismos involucrados en la gestión de las emergencias. Además ha servido para estrechar los lazos de cooperación, cohesión y conocimiento mutuo de todos los participantes, fundamental para afrontar una situación de grave riesgo de estas características.

La Unidad Militar de Emergencias realiza una serie de ejercicios a lo largo del año cuyo objetivo es perfeccionar y consolidar las capacidades operativas de lucha contra incendios forestales, inundaciones y seísmos, tormentas invernales, así como de rescate y desescombro consecuencia de un seísmo o atentado terrorista. Se constituye en la unidad de primera intervención en el seno de las FAS que, como herramienta del Estado, actúa en situaciones de catástrofes para garantizar la seguridad y el bienestar de los ciudadanos.

Comments

comments

Comparte.