El PP afirma que la grada donde falleció un hombre “no cuenta con el permiso municipal para su utilización”

0

El concejal del grupo Popular en el Ayuntamiento de Valencia Félix Crespo señaló el pasado viernes que el alcalde de Valencia, Joan Ribó, es el “responsable directo” de que la grada instalada en el jardín de Viveros –donde hace unas semanas un hombre murió tras sufrir un accidente– se esté utilizando actualmente, a pesar de que “no cuenta con el preceptivo permiso municipal para su instalación y utilización en un espacio público”, denunció.

En un comunicado, el concejal ‘popular’ criticó a Ribó por no haber dado una explicación sobre el accidente ocurrido la semana pasada e hizo hincapié en que “en lugar de preocuparse por regularizar administrativamente la grada, mantenga su situación y permita que el público la utilice en los concierto de la Feria de Julio”, declaró.

Al respecto, Crespo destacó que Ribó “está permitiendo que se utilice una infraestructura en la que lamentablemente durante su montaje la semana pasada se produjo un fatídico accidente, sin contar con la autorización oficial del Ayuntamiento de Valencia”, aseveró en relación a los argumentos esgrimidos desde la concejalía de Fiestas, regida por Pere Fuset, que explicó que “no es necesaria una resolución expresa para un montaje que organiza el propio consistorio”.

El edil ‘popular’ informó el argumento de Fuset es “absolutamente falso”, dado que desde el consistorio se ha emitido una resolución expresa a la misma empresa que instaló la grada para autorizar cinco ‘foodtracks’, un quiosco bar y tres barras de bar para la venta de comida en los conciertos de Viveros.

De este modo, Crespo recordó que la instalación de la grada generó un expediente propio independiente del concurso de infraestructuras de los conciertos de la Gran Fira de Valencia, por lo que “irrefutablemente”, indicó, “es necesaria una resolución final expresa que autorice o no el montaje y su uso posterior”, añadió.

FUERA DEL PROTOCOLO DE SEGURIDAD

Asimismo, explicó que el hecho de que la instalación de la grada se realizara “fuera del concurso de infraestructuras de la Feria de Julio” implica que este montaje esté “fuera del protocolo de seguridad”, apostilló el concejal.

El expediente de la grada, prosiguió, presenta importantes “irregularidades”, pero además conllevaba medidas adicionales de seguridad que el Ayuntamiento “no ha recogido en ningún nuevo documento”, subrayó.

Finalmente, insistió en que “es injustificable que el alcalde no dé la cara” sobre la gestión municipal en un tema “tan delicado como este”, ya que, en otras circunstancias, concluyó el edil ‘popular’, “con Ribó en la oposición, estaría pidiendo con vehemencia cabezas y responsabilidades a todo el mundo”.

Comments

comments

Comparte.