Anticorrupción retira el pasaporte a Consuelo Císcar y su hijo Rafael Blasco por irregularidades en la gestión del IVAM

0

La Fiscalía Anticorrupción solicita la retirada del pasaporte para la exdirectora del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) Consuelo Ciscar y su hijo artista, Rafael Blasco Ciscar, alias Rablaci, por presuntas irregularidades que se están investigando en el museo en la época de gestión de la exresponsable de la institución cultural.

El fiscal ha hecho esta petición en una vistilla que se ha celebrado este miércoles en el Juzgado de Instrucción número 21 de Valéncia, que investiga presuntas irregularidades en el museo durante la etapa de Ciscar. Junto a la petición de la retirada de pasaporte, ha reclamado además que se les prohíba a ambos salir del territorio Schengen, según ha podido saber Europa Press.

A la salida de su comparecencia, Consuelo Ciscar ha manifestado a los medios de comunicación que esperaban a la puerta de la sede judicial que es “optimista por naturaleza” aunque ha declinado hacer cualquier otra valoración sobre el procedimiento.

Esta comparecencia, a la que han asistido Ciscar y Rablaci –hijo también del exconseller popular Rafael Blasco actualmente en prisión por el desvío de fondos de cooperación–, se convocó después de que se incorporase a la causa un informe policial que desvelaba que la exdirectora del IVAM utilizó a cuatro trabajadores del museo para promocionar la carrera profesional y hacer el currículum a su hijo artista.

La Policía contempla que fueron cuatro las personas que se encargaron de la promoción artística de Rablaci “siguiendo una estructura piramidal organizada” en la que las órdenes partían de Consuelo Ciscar. Se trata de Norberto Martínez; María Ángeles Valiente, Jorge García; y Raquel Gutiérrez.

“GRUPO ORGANIZADO”

Cada una de estas personas “tenía una función y jerarquía bien definidas, siendo sus acciones reiteradas en el tiempo a medida que se organizaba una nueva exposición en el extranjero”. Ante estos hechos, entre los años 2008 y 2011, Ciscar “habría dirigido a este grupo organizado de personas que, al amparo del IVAM, incluyendo sus contactos e influencias institucionales y su personal laboral, habría promocionado la carrera profesional de su hijo”. Císcar también fue imputada en su momento por “sobrecostes” en la compra de obras de arte.

En esta causa hay 10 investigados: Ciscar; su hijo; los que fueran subdirectores de Administración y Finanzas del centro de arte, Juan Carlos Lledó; de Gestión Interna, Juan Bría; de Publicaciones, Norberto Martínez; Técnico Artística, Raquel Gutiérrez; un empresario, el administrador de Valsatrans y Logística del Arte, Enrique Martínez; Pilar Mundina, que ejercía como su asistenta personal en viajes; Jorge García Vallés, quien desempeñaba el cargo de técnico de acción exterior; y María Ángeles Valiente, jefa de Departamento de Desarrollo en el IVAM.

Comments

comments

Comparte.